1ª Ruta de bodegas por la Ribera del Duero

2016 fue el IV centenario del nacimiento de Miguel de Cervantes y también X aniversario de la Ruta del Vino de la Ribera del Duero. ¿Quieres conocer todos sus detalles con esta ruta de bodegas?

Desde San Esteban de Gormaz (Soria) hasta Roa (Valladolid) hay, aproximadamente 115 kilómetros, pero también unas 21.000 hectáreas de viñedo de primera calidad bañadas con agua del río Duero.

Fruto de este rico territorio nace un vino excelente, joven, pero que se ha convertido en un claro ejemplo de los vinos de mejor calidad de España. Todo ello bajo la etiqueta de la Denominación de Origen Ribera del Duero y con más de 900 marcas que son el trabajo de 8.000 viticultores y más de 270 bodegas. ¿Dónde puedes disfrutar mejor esta ruta por la Ribera del Duero?

Ruta de bodegas por la Ribera del Duero

San Esteban de Gormaz (Soria)

ruta de bodegas Gormaz

Comenzamos nuestra ruta de bodegas por la Denominación de Origen Ribera del Duero en este simpático pueblo soriano de 3.400 habitantes declarado Conjunto Histórico-Artístico por parte de la Junta de Castilla y León.

Por sus calles podrás admirar vestigios romanos y medievales, así como la Iglesia Románica de San Miguel, del S.XI y la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, del S.XII, ambas románicas.

Pero suponemos que, si has llegado hasta este post, es para saber dónde probar un buen vino. Estás de suerte, pues en San Esteban de Gormaz hay dos bodegas principales en las que podrás degustar sus ricos caldos, apunta: Bodegas y Viñedos Aceña en el Polígono Industrial las Carretas; y Bodegas y Viñedos Gormaz, en la Carretera de Soria S/N. En ambas podrás hacer una visita guiada (previa reserva) y, por supuesto, probar y comprar sus vinos de Ribera del Duero.

Aranda de Duero (Burgos)

ruta de bodegas Uvas con vino

Esta ciudad de 33.000 habitantes y dividida por el majestuoso río Duero es el punto más famoso y conocido de toda la Ruta de la Ribera del Duero. Se podría decir, incluso, que es la capital de este recorrido que estamos haciendo.

Si, además, vas durante 2016, posiblemente puedas comentar con sus habitantes la hazaña que allí tuvo lugar hace ahora justo 10 años. El 15 de septiembre de 2006, la ciudad se convertía en ganadora del Récord Guinness de participantes en una cata de vinos, con 5.095 personas catando vino a la vez, superando a los 4.000 que lo habían hecho en la ciudad estadounidense de San Francisco allá por 1986.

Uno de los promotores de esta iniciativa fue la Bodega Histórica don Carlos, un lugar que no puedes dejar de visitar si vas a Aranda de Duero. Esta bodega está excavada a una profundidad de entre nueve y doce metros y por sus grutas, que mantienen durante todo el año la temperatura y la humedad, te sentirás como si estuvieras en plena Edad Media.

Para probar sus vinos lo único que tienes que hacer es estar allí un sábado, cuando hay desde visitas teatralizadas por sus pasillos, degustaciones, cursos de catas tanto avanzadas como de iniciación y, por supuesto, clases de maridaje. Toda una experiencia.

A las afueras de la ciudad también podrás encontrar otras bodegas, como las de Castillo de Gumiel, García de Aranda, Peñalba López, Vitulia o El Mosaico de Baco.

Roa (Burgos)

ruta de bodegas Uvas

Este municipio de apenas 2.300 que se asienta sobre un espolón del río Duero es nuestra siguiente parada en la Ruta de la Ribera del Duero que estamos haciendo. Podría pasar por un pueblo castellano más, pero no lo es.

Y no lo es porque, precisamente en él, en el antiguo Hospital de San Juan Bautista, tiene la sede principal el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. En otras palabras: es aquí donde se decide lo que es merecedor de esa Denominación de Origen y lo que no.

Si te acercas a Roa no puedes dejar de visitar la Ex Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción, del S.XVI, los restos de la muralla medieval que aún se conservan, y el monumento a “El Empecinado”, un héroe de la Guerra de la Independencia contra los franceses.

No dejes de visitar las Bodegas Viña Solorca, 72 hectáreas de viñedo con una edad media entre los 30-40 años o Bodegas Durón, del Grupo Solar de Samaniego.

Peñafiel (Valladolid)

ruta de bodegas Peñafiel

Finalizamos este recorrido por la Ribera del Duero en la ciudad de Peñafiel. Si en todos los lugares descritos anteriormente se puede comer (y beber) bien, en Peñafiel, además, sirven un lechazo para chuparse los dedos.

¿Qué mejor manera de disfrutar de un buen vino de la zona con una buena carne recién asada en horno de leña? ¿O con suculentos guisos de la zona como liebre, conejo, perdiz, y espárragos? No te vayas de Peñafiel sin probar también su rico queso de oveja, ideal para el postre.

También, claro, podrás visitar alguna de las múltiples bodegas que tienen su punto de partida en Peñafiel, como las famosas Bodegas Protos, tanto la antigua, que discurre por entre una montaña debajo del Castillo de Peñafiel, hasta la nueva diseñada por Richard Rogers y que poco tiene que envidiar a la de Marqués de Riscal diseñada por Frank Gehry en la rioja alavesa.

Por cierto, un consejo: ¡si bebes, no conduzcas!

Artículos relacionados