Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España

blogshalcon-vacaciones-albarracin

Si estáis buscando un destino especial para una escapada dentro de nuestras fronteras, no perdáis de vista la joya que hoy os recomendamos: Albarracín, uno de los pueblos más bonitos de España, situado además en un enclave único donde podréis disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Albarracín es una pequeña localidad turolense de apenas 1.100 habitantes, lo que unido a los paisajes que la rodean le asegura un ambiente tranquilo, ideal para unas vacaciones de desconexión en pareja o en familia.

Sin embargo, a pesar de su pequeño tamaño no penséis que Albarracín es un pueblo bonito sin más; cuando lleguéis os sorprenderán todos los secretos que encierra, y es que, situado en un lugar estratégico, Albarracín es además un lugar de mucha historia y un verdadero museo al aire libre, motivo por el cual fue declarado Monumento Nacional en el año 1961 y se encuentra a la espera de ser admitido para engrosar la lista de UNESCO.

Entre los muchos lugares que se deben contemplar y visitar en Albarracín es imposible no prestar especial atención a sus murallas, del siglo XV y construcción cristiana, que ascienden por la ladera de las montañas rodeando la ciudad y creando una estampa medieval realmente espléndida.

Esa es posiblemente la imagen más característica del pueblo,y la más impactante que os llevéis de vuestra estancia en él, pero no la única, ya que en su corazón Albarracín contiene muchos otros edificios y construcciones que, además de constituir un conjunto patrimonial único en nuestro país, dan forma a un escenario de cuento por el que nunca os cansaréis de pasear, con la sensación de haber retrocedido varios siglos en el tiempo, y descubriendo a cada paso edificios centenarios y realmente pintorescos, desafiantes en algunos casos a las leyes de la simetría y la gravedad.

La Casa de la Julianeta, el Palacio de la Brigadiera y tantos otros inmuebles y rincones que encontraréis por sorpresa en sus encantadoras callejuelas son algunos de los lugares que no os podéis perder, además de otros más evidentes como la Catedral del Salvador, cuya torre domina todo el pueblo, o el Castillo de origen musulmán, desde cuya posición privilegiada podréis contemplar una bonita vista del municipio y sus murallas. Si queréis aprovechar vuestra estancia al máximo, os recomendamos apuntaros a una visita guiada para que no se os escape nada.

Una excursión por los alrededores será la guinda final para conseguir unas vacaciones redondas. La Serranía de Albarracín es, como hemos dicho, un lugar de extraordinaria belleza, que además del interés propiamente natural esconde también sus propios tesoros, como varias pinturas rupestres que dan fe de que esta zona tan hermosa de la provincia de Teruel ya fue descubierta y habitada mucho tiempo atrás por nuestros primeros antepasados. ¡Por algo sería!

Artículos relacionados