Cracovia, la ciudad más querida de Polonia

Arquitectura, historia y ambiente estudiantil

 Cracovia es la ciudad más visitada de Polonia. Su centro histórico –Stare Miasto- es una auténtica reliquia de la arquitectura renacentista y medieval que salió, muy al contrario que las principales ciudades de Polonia, prácticamente intacta de la Segunda Guerra Mundial. Sus calles aún conservan el sabor añejo de una ciudad que ha visto grandes cambios en Europa y en especial en el país.

Cracovia Halconviajes.com

Catedral de Cracovia en la colina de Wawel. Foto: Flickr/ soylentgreen23

Anteriormente a la guerra, la ciudad era considerada un importante centro comercial y muestra de ello es la Lonja de los Paños o Sukiennice, ejemplo del gótico del siglo XVI y uno de los edificios más visitados de la ciudad. También en el casco histórico, en plena Plaza Mayor –Rynek Glówny en polaco- se encuentra la iglesia de San Adalberto, muy recomendable gracias al valor de sus descubrimientos arqueológicos, al igual que la Basílica de Santa María.

Cracovia está considerado el corazón del país, además de una ciudad muy valorada por el turismo y por los propios polacos, que en un país muy religioso y practicante ve en esta ciudad el lugar de peregrinaciones, entre otras causas porque fue donde ejerció como arzobispo y como cardenal el anterior Papa Juan Pablo II, antes de ser nombrado pontífice.

Una excursión recomendada en Cracovia es la de la colina de Wawel, donde hay que visitar el Castillo y la Catedral. La Cueva del Dragón, en la misma colina, tiñe con aire de leyenda el lugar. Se cuenta desde el Medievo que en ella habitaba un temible dragón, aunque más tarde este lugar sería residencia de los reyes y centro político de la ciudad.

Desgraciadamente, la ciudad de Cracovia también se encuentra muy unida a la historia del nazismo en Europa, a tan sólo 70 km del campo de concentración de Auschwitz. El barrio barrio judío de la ciudad  formó parte del escenario de “La lista de Schindler”, la película de Spielberg.

Cracovia es también una ciudad joven, una ciudad de estudiantes en la que encuentran cabida los movimientos alternativos y movimientos artísticos, por lo que en ella la cultura está en constante ebullición. Lo antiguo y lo moderno en las calles de la misma ciudad, entre sus museos y sus barrios más jóvenes y en su animada vida nocturna.

Artículos relacionados