Cuba, de La Habana a Varadero

El 17 de diciembre de 2014 ocurrió un acontecimiento histórico: por primera vez, el presidente de los Estados Unidos y el de Cuba anunciaban, por separado, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, tras más de 50 años de enfrentamientos indirectos, bloqueos económicos y sanciones. Era el principio del fin del bloqueo. Un punto de partida para disfrutar de Cuba en todo su esplendor.

No es que antes de este 17 de diciembre no se pudiera viajar a Cuba, ni mucho menos, pero había ciertas restricciones que hacían de la vida en la isla caribeña más complicada. Ahora, poco a poco, Cuba comienza a recuperar la “normalidad” .¿Qué puedes ver en Cuba?

1.- La Habana

La Habana

La capital. Lugar de origen de cualquier viaje que se precie por Cuba y baúl de historias de multitud de viajeros y migrantes que en algún momento de la Historia fueron a Cuba a probar suerte por la situación económica y política en España.

En La Habana te parecerá haber retrocedido varios años en los libros de Historia. Los vetustos coches que aún hoy circulan por sus calles como si estuvieran recién sacados del concesionario te harán retrotraerte a otros tiempos. Un lugar ideal, y casi idílico, para irte de vacaciones, al menos, una semana.

2.- El Malecón

El Malecó

El Malecón es el paseo marítimo de La Habana. Un recorrido de poco más de 8 kilómetros que es el punto de encuentro de numerosos cubanos que disfrutan viendo cómo rompen las olas en sus piedras, de cómo se pone el sol en los atardeceres espectaculares de la ciudad caribeña, o, quizás, que tan solo miran al horizonte, a las costas de Florida.

3.- La Habana Vieja

La Habana vieja

La Habana Vieja es la zona más antigua de La Habana, su casco histórico. Durante muchos años estuvo prácticamente en ruinas, hasta que un proyecto de la UNESCO lo ha sacado adelante y lo ha restaurado con gran éxito. En ella se pueden ver las cicatrices que la Historia ha dejado en este país y disfrutar de increíbles rincones otrora lugar de nobles escritores y pintores.

4.- Varadero

Varadero

Si lo que has ido a buscar en Cuba es paz, tranquilidad y playas paradisíacas, Varadero es tu lugar. Con una increíble oferta hotelera, tiene 22 kilómetros de playas (de sus 30 kilómetros de extensión total), y no son playas cualesquiera. Son playas de fina arena blanca, palmeras retorcidas (sí, como las de las fotos), y limpias aguas cristalinas.

Todo, en su conjunto, preparado para que vayas a disfrutarlo. Si no lo haces tú, lo hará el millón de visitantes que se calcula que visita Varadero anualmente. Y no es para menos: allí radica el mejor nivel de vida de toda Cuba y está todo preparado para que el viajero únicamente tenga que preocuparse de disfrutar.

5.- Santiago de Cuba

Santiago de Cuba

Es la segunda ciudad más importante de Cuba por detrás de La Habana. Se sitúa en el lado opuesto de la isla que la capital, y tiene como principal característica su enrevesada geografía, que hará que tengas que subir y bajar unas cuantas cuestas para llegar a tus destinos.

La ciudad, que fue la primera capital de Cuba, guarda también una increíble riqueza arquitectónica. En Santiago de Cuba puedes admirar la belleza de la Catedral de la Asunción, que no es demasiado antigua, ya que fue terminada de construir en 1922, pero sobresale de entre el estro de edificios de la ciudad.

Por cierto, en Santiago de Cuba, que es la cuna del bolero, se encuentra el Museo del Ron, donde podrás ver todo el proceso de elaboración de esta bebida alcohólica y dulzona.

 

Artículos relacionados