Las cuevas de Altamira, reabiertas a un pequeño público

Los yacimientos se encuentran en período de pruebas

Hace 12 años, las Cuevas de Altamira, pertenecientes al municipio de Santillana del Mar, se cerraron al público porque el efecto de las visitas estaba perjudicando a su estado de conservación. Desde el pasado 28 de febrero y una vez a la semana podrán entrar en las cuevas grupos de 5 personas como parte de un experimento para comprobar el impacto de la presencia humana en los reveladores yacimientos de Santander.

Halconviajes.com Altamira Santander

Estas pruebas se llevarán a cabo hasta el mes de agosto, por lo que podrán disfrutar de estas visitas unas 192 personas en total que irán siempre acompañados con un guía y se elegirán por sorteo de entre los visitantes del día.  Las condiciones de este espacio son tan delicadas que exigen para la ocasión el uso de gorros, calzado especial, mascarillas y monos desechables. El itinerario estipulado es de 37 minutos, con un tiempo determinado en cada estancia de la cueva (8 minutos para la sala policromos).

Halconviajes.com AltamiraEl experto Gaël de Guichen es el director científico del programa de investigación para la conservación preventiva y de régimen de acceso a la cavidad, no sólo encargado de llegar a una conclusión tras esta investigación, si no también de transmitir con ellas la importancia de la conservación de una de las tres cuevas más importantes del mundo, uno de los primeros rasgos distintivos de la espiritualidad con el ser humano.

Tras este experimento tendremos más información sobre el impacto y por tanto a finales de este año se sabrá si la cueva puede soportar las visitas muy moderadas de personas en su interior.

El cueva desde su descubrimiento 

  • 1868. Descubierta por el Cazador Cubillas descubre la cavidad al intentar rescatar a su perro atrapado en las grietas de unas rocas.
  • 1875. Marcelino Sanz de Sautola, aficionado a la paleontología, accede a la cueva.
  • 1879. Sautola visita la cueva de nuevo acompañado por su hija María, quien descubre, en realidad las pinturas de la galería y le avisa exclamando “¡Mira, papá, bueyes!”
  • 1880. Sautola exone su tesis al catedrático de Geología de la Universidad de Madrid, Juan Vilanova, que la adoptó como propia.
  • 1917. Se abre la cueva al público en general.
  • 1924. Es nombrada Monumento Nacional.
  • 1977. Se cierra la cueva al público debido al peligro de su estado de conservación por la afluencia de visitantes.
  • 1982. Se reabre bajo premisa de no superar los 8.500 visitantes al año.
  • 1985 Es nombrada Patrimonio de la Humanidad.
  • 2001. La demanda de visita da lugar a la construcción de una réplica exacta de la cueva y del Museo Nacional y centro de investigación de Altamira.

Halconviajes.com Santillana del Mar Altamira

¿Qué afecta a las cuevas de la presencia humana?

La respiración de los visitantes aumenta la temperatura del aire, produciendo la condensación del agua sobre las paredes que por lo tanto están más expuestas a las bacterias y otros microorganismos, como hongos y algas. Esto es lo que sucedió en la Sala de los Polícromos en los años setenta, cuando lo cerraron al público.

El objetivo de esta nueva etapa en las Cuevas de Altamira es encontrar un equilibrio perfecto entre la supervivencia de las pinturas rupestres y las visitas al público, o lo que es lo mismo, saber el número de personas que la podrían ver sin afectarlas.

Artículos relacionados