Diez destinos terroríficos para el primero de noviembre

BlogHalconviajes-Diez destinos terrorificos para el primero de noviembre

Este fin de semana llega el día de Todos los Santos seguido del dedicado a los Fieles Difuntos, dos jornadas festivas que en el mundo anglosajón tienen su equivalente en Halloween, la noche más macabra y, a la vez, divertida del año. Si quieres pasarla haciendo algún viaje, aquí te sugerimos diez destinos terroríficos para el primero de noviembre.

Aclaremos que nuestra propuesta no incluye sitios que puedan considerarse peligrosos. Tampoco rincones que presentan una imagen peculiar pero que no por ello ha de considerarse terrorífico en sí. En cambio, las diez ideas son bastante turísticas y capaces de satisfacer a cualquier tipo de público.

Mary King’s Close

Los closes de Edimburgo (Escocia) son calles cubiertas, pasadizos que forman una auténtico laberinto urbano. Pero el de Mary King es especial porque, además, está integrado en una manzana subterránea. Así quedó cuando en el siglo XVII se construyó encima la sede del futuro Ayuntamiento, de manera que miles de personas pasaron a vivir bajo tierra, con todo lo que ello implicaba en forma de enfermedades, condiciones insalubres, criminalidad, etc.

Las Catacumbas de París

Una antigua mina de piedra caliza de la capital francesa sirvió para ubicar en sus galerías toda una red de túneles a los que se trasladaron los restos de millones de cadáveres de los cementerios de la ciudad para mejorar la salubridad. Fue a finales del siglo XVIII y desde entonces buena parte de sus más de trescientos kilómetros están tapizados con huesos; la leyenda que hay en la entrada resulta bastante gráfica: Retrocede. Éste es el imperio de la Muerte.

La Capilla de los Huesos

Sin duda, la parte más fascinante de la iglesia de San Francisco de Évora (Portugal) es la Capela dos Ossos que, como en el caso parisino, tiene sus paredes forradas con huesos humanos. Se calcula que suman unos cinco mil esqueletos procedentes de cementerios de los alrededores, aunque también se puede ver colgado el cuerpo momificado de un niño. Y la inscripción de la entrada no tiene nada que envidiar a la de París: Nos ossos que aquí estamos pelos vossos esperamos. ¿Hace falta traducirla?

El Osario de Seldec

La República Checa tiene su propia versión de lo anterior en la iglesia del cementerio de Todos los Santos de Kutná Hora. En este caso los restos son de unas setenta mil personas y el rasgo distintivo es el refinamiento decorativo, que incluye una curiosa lámpara colgante hecha de huesos. Todo ello fue obra del artista František Rint, contratado en 187o para ordenar la ingente cantidad de cadáveres, resultado de la Peste Negra y de que todo el mundo quisiera ser enterrado allí por ser considerado un lugar sagrado.

El Bosque de Aokigahara

También es conocido como Bosque de los Suicidas, por ser el preferido de los jóvenes japoneses para quitarse la vida. De hecho, no es raro que los excursionistas se encuentren con alguno periódicamente -se contabiliza casi un centenar, lo que ha dado lugar a las inevitables leyendas sobre espíritus que siguen allí. Algo agravado por el efecto magnético que ejerce el ferroso subsuelo volcánico -está en las faladas del Fujiyama- sobre las brújulas, provocando que mucha gentes se pierda en la frondosidad.

El Edificio Dakota

Este decimonónico bloque de apartamentos situado junto al Central Park de Nueva York es famoso porque en él vivía John Lennon y a su entrada fue asesinado por los disparos de Mark David Chapman. Pero ya antes había pasado a integrar la lista de lugares siniestros, puesto que allí vivieron también el oscurantista Aleister Crowley y el brujo Gerald Brossau Gardner, este último colaboró con Roman Polanski en la película La semilla del diablo, rodada allí mismo. Hoy es un sitio muy cotizado y elitista, habitado por estrellas del cine y la música.

La Isla de las Muñecas

En uno de los canales de Xochimilco, en México DF, se puede visitar esta insólita isla cuyo dueño, Julián Santana Barrera, empezó a llenar de viejas muñecas para espantar a los malos espíritus tras encontrar el cadáver de una niña. Hoy miles de ellas cuelgan de las ramas de los árboles y, pese a que Santana ya falleció, siguen ahí, constituyendo un un macabro atractivo turístico.

Las Momias de Guanajuato

Seguimos en México, donde la ciudad de Guanajuato abrió en 2007 un museo dedicado al centenar largo de momias que se conservaban en el panteón de Santa Paula al carecer sus familias de recursos para enterrarlas. El objetivo del centro es garantizar su buen estado pues, como en Egipto, el tiempo seco y caluroso desecó los cadáveres impidiendo su putrefacción. Además se informa del contexto histórico.

Las Catacumbas de Palermo

El Monasterio de los Capuchinos tenía una serie de criptas que servían para enterrar a los vecinos de Palermo desde que en el siglo XVI se descubrió que las condiciones ambientales y un proceso de embalsamamiento permitían su correcta preservación. Algunos ilustres personajes de la ciudad siciliana descansan allí, aunque el protagonismo se lo lleva sobre todo Rosalía Lombardo, una niña de dos años que mantiene el mismo aspecto que cuando murió en 1921.

Artículos relacionados