Escapada a la Costa Brava

Paisajes, gastronomía y cultura en Costa Brava

Cataluña es un lugar en el que vivir grandes experiencias con la naturaleza, la cocina y la arquitectura románica y la figura de Dalí. Su clima suave hace que el Mediterráneo se viva en su máximo exponente y se disfrute mucho más. Muy en especial, la Costa Brava, aúna lo mejor de Cataluña: la costa Mediterránea, su singular geografía montañosa de interior, el románico y una exquisita gastronomía reconocida a nivel mundial. A ello hay que añadir una amplia oferta hotelera para todos los gustos.

costa-brava-453637_1920Costa Brava, honor a su nombre

En la provincia de Gerona, pequeños pueblos marineros y playas cercadas de escarpados acantilados en la costa limitan el terreno montañoso de interior con el Mediterráneo. Una geografía de interior que nos brinda impresionantes rutas y que forma parte del Pirineo Catalán, alberga hasta 5 parques naturales y espacios protegidos que ocupan hasta un 30% de la provincia de Gerona. Se unen  así con la costa, incluyendo calas y playas rodeadas de naturaleza. El Cap de Creus, en el extremo oriental de la Península Ibérica y fin de los Pirineos, es sin duda uno de estos espacios más apreciados, y el parque marítimo terrestre más importante de Cataluña. Las Cala Montjoi, Cala Tamariua cercanas al municipio de Cadaqués, y pertenecientes a este espacio natural son algunas de las más bellas.

El románico Catalán

Halconviajes.com Costa Brava

Monasterio de Sant Pere de Rodes. Foto: Flickr/ David Chacobo

Decir arquitectura en Costa Brava es decir Románico. Numerosos pueblos están salpicados con importantes edificios de época medieval y se pueden hacer verdaderas rutas siguiendo sus iglesias y monasterio. Una visita imprescindible es la de Sant Pere de Rodes, en los que destacan la iglesia y el claustro de los siglos XI Y XII, además de sus ubicación en un paisaje de gran belleza. Esto último es una característica muy común en las construcciones del románico en Costa Brava, y otro buen ejemplo de ello es la Iglesia de Santa María de Porqueres, al lado el Lago Banyoles. Hacia el interior podemos encontrar pueblos con elementos medievales muy destacados e incluso la propia capital de provincia, Girona, posee un casco antiguo medieval que incluye entre otras construcciones románicas un monasterio y una colegiata.

Gastronomía de fama internacional

La gastronomía de la Costa Brava y su reconocimiento mundial no necesitan presentación. La gran calidad de producto de tierra y mar han inspirado movimientos culinarios que han colocado en la cima de la gastronomía internacional a una larga lista de chefs catalanes. Encabezados por  Ferrán Adriá y El Bulli, en la cala Montjoi, un sinfín de restaurantes de renombre salpican la Costa Brava y la han fijado como destino de turismo gastronómico. Algunos productos como el cordero lechal de Ripollés, la tortada, el conejo y las alubias de Banyoles, las hortalizas ecológicas de Juli o la miel de Crespià son algunos de los productos de alta calidad que podrás degustar en Costa Brava, todas ellas productos de elaboración artesanal, ecológico y utilizados por las mejores manos para disfrute del paladar. No te pierdas el suquet, la escudella o la picada.costa brava-crema catalana

La Costa Brava de Dalí

Si hay un protagonista en la cultura de la Costa Brava ese es Salvador Dalí. Aprovecha en tu escapada para empaparte del surrealismo y del genio español en el Teatro Museo Dalí, o recorrer los paisajes que le inspiraron en Portlligat (Cadaqués).

Artículos relacionados