Lisboa a cielo abierto

Verde en el centro y las afueras

Que el buen clima de Lisboa invita a disfrutar la capital lusa sin techos no es un secreto. Pero más allá de sus calles adoquinadas, sus fachadas de aire decadente, y sus miradores, respirar aire alfacinho en áreas verdes, se presenta como una buena alternativa. Hoy te mostramos los pulmones verdes (grandes y pequeños) de esta ciudad bañada por el Tajo.
Halconviajes.com Lisboa

Estatua en la Estufa Fría, del Parque Eduardo VII. Foto: Flickr/ UnorthodoxY

Jardim do Principe Real

En pleno Barrio Alto, encontramos un parque urbano tranquilo, como un oasis en mitad de los edificios con encanto de Lisboa. Se trata de los Jardines de Príncipe Real, que con una gran variedad floral, un lago, y terrazas es de lo más apetecible cuando llega el buen tiempo. Lo más curioso de este parque construido en el siglo XIX, es el gran cedro de Busaco que funciona como una cúpula con su entramado ramaje.

Halconviajes.com Lisboa

Parque Eduardo VII, Lisboa. Foto: Flickr/ exfordy

Parque Eduardo VII

Subiendo hasta el final de la Avenida de la Liberdade y desde la Plaza de Marqués de Pombal, una zona céntrica que divide los barrios más antiguos y la zonas más nuevas de Lisboa, se ve el comienzo del gran Parque Eduardo VII. Una verde explanada ascendente a cuyos lados encontramos, además de jardines y parques infantiles, el Pavellón Carlos Lópes  -de fachada típica portuguesa con baldosines- que acoge distintitas exposiciones todo el año o las famosas Estufa Caliente y Estufa Fría: una red de invernaderos con una gran cantidad de plantas de todo el mundo. Es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

Jardines de la Fundación Gulbenkian

Lisboa Halconviajes.com

Jardines de Estrela. Foto: Flickr/ Tiago C Lima

Subiendo desde allí hasta Plaza de España, nos topamos con la Fundación Gulbenkian. Muchos visitan este museo,sin pasar por uno de sus mayores atractivos: su jardín. Un espacio zen, con muchísimos rincones al aire libre que descubrir. A pesar de su tamaño moderado, perderse por sus calles que te llevan a rincones insospechados, es un verdadero placer en un día de primavera, al igual que sentarse a orillas del lado en la pradera a leer. Se trata de un lugar de inspiración para escritores o pintores.

Jardim da Estrela

La basílica de Estrela, de estilo barroco y neoclásico está situada al oeste de la ciudad y data del siglo XVIII.  Se puede ver desde muchos puntos de la ciudad debido a su gran cúpula blanca. Pero justo en frente, se puede disfrutar de otras de las zonas verdes de Lisboa. Los jardines de Estrela.

Una gran cantidad de árboles asegura la sombra, hay un templete para conciertos y un lago. No olvides pasear por este espacio si visitas esta zona de Lisboa, habitual en las guías de viaje.

Parque Forestal de Monsanto

Mucho más alejados de la población, se encuentra un verdadero pulmón verde. El Parque Forestal de Monsanto son cerca de 900 hectáreas de masa arbórea elevada, que además de ofrecer unas vistas magníficas de la ciudad, es un alivio cuando llega el calor: actividades deportivas, picnic o un día con la naturaleza a pocos minutos de la ciudad.

Halconviajes.com Lisboa

Parque Forestal de Monsanto. Foto: Flickr/ Manuelvbotelho

Varios parques recreativos para los más niños, el club municipal de tenis, miradores, merenderos, algún que otro restaurante… Puedes llegar desde la autovía Lisboa- Cascais y en varios autobuses y paradas de metro que te indican en la página de Espacios Verdes de Lisboa, donde podrás descubrir más lugares atractivos al aire libre.

Reserva en tu plan de viaje un lugar para los parques y jardines, como has podido ver, merecen la pena. Si quieres comenzar ya a preparar tu viaje a Lisboa, encontrarás muchas opciones de vuelos y hoteles en nuestra web, y más consejos, propuestas y recomendaciones en este mismo blog. Lisboa te espera.

Artículos relacionados