Los ibones pirenaicos de Benasque

¿Canadá? No. El Pirineo Aragonés. Un ibón es, en dialecto aragonés, un lago de montaña formado por un glaciar. Se encuentran rodeados de montañas y prados verdes en alturas superiores a los 2.000 metros. La provincia de Huesca cuenta con varios de ellos en el valle de Benasque: los ibones de Escarpinosa y Batisielles son lugares para grabar en la memoria y en los que se respira paz.

Se encuentran en la zona central de los pirineos en el valle de Estós, al noroeste de Benasque y pertenecen al término del Parque Nacional de Posets Maladeta. En total son varios lagos que pertenecen a la misma ruta: Ibonet de Batisielles, Ibón grande de Batisielles, L’aigüeta de Batisielles y el Ibón de Escarpinosa y se puede acceder a ellos desde el desvío del Valle de Estós, a 3,5 km de Benasque dirección a los Llanos del Hospital por la A-139.

En la ruta de ascenso nos encontraremos en primer lugar los Ibonets, pequeños lagos que preceden a los grandes. A lo largo del recorrido pasaremos por senderos y zonas boscosas paralelas al río, además de lugares desde los que observar picos como el de las Águilas de Perramo o Tuca de Molseret. A continuación podremos disfrutar de las impresionantes vistas del ibón de Escarpinosa, rodeados de altas montañas y pararnos a admirar su agua limpia, prácticamente cristalina, en la que nadan las truchas. Casi al final del recorrido a 2.020 mil metros de altura, nos espera el ibón de Batisielles.

Este lago ha sido nombrado por la guía Michelín como el mejor rincón de Aragón ¿Quieres comprobarlo por ti mismo? Si es así, acércate a respirar aire puro de los Pirineos y a descubrir este paraje rural de España.

Artículos relacionados