Nacimientos de ríos en España

Motivo de escapadas esta primavera

Con la llegada de la estación verde, los parajes montañosos, algo de lo que en España entendemos bien, están más exuberantes que nunca. Hoy nos acercamos a los mejores nacimientos de ríos, lugares en los que la vegetación y el deshielo forman paisajes únicos que disfrutar en nuestras escapadas primaverales.  
Halconviajes.com  Albacete

Río Mundo. Flickr/ Juan Jaen

El Nacimiento del Río Cuervo. Sin duda alguna, Cuenca tiene  uno de los más bellos nacimientos. La roca erosionada al paso del agua desde el manantial tavertínico del que nace, está rodeada de una vegetación exuberante, hábitat de miles de especies de animales (musgaño de cabrera, ardillas, lavandera cascadeña, mirlo acuático…).

La gran caída del Nervión. En el noroeste de Álava, el cauce del agua de este río cae por el espectacular desfiladero de Delika. Especialmente en los meses de lluvia, se forma una gran cascada de 270 metros. Este espectáculo se puede disfrutar desde el Mirador del Nervión, en el Puerto de Orduña.

Álava Halconviajes.com

Defiladero de Delika, Álava. Flickr/ Eider Palmou

El Nacimiento del Río Mundo. Ofrece una de las rutas a pie más interesantes que culmina con la vista de la gran cascada con la que nace el río en la Sierra de Alcaraz, Albacete. Las aguas fluviales y el deshielo de la nieve se cuelan por la gran plataforma kárstica de la que está formada el Calar del Mundo.  La ruta puede iniciarse desde el municipio de Riópar.

Fontibre, el “nacimiento” del Ebro. Este manantial cántabro se encuentra en pleno valle de Campoo. Su propio nombre, del latin Fontes Iberis, nos indica que el inicio del río más caudaloso de España se ubicaba aquí históricamente, si bien no es del todo exacto desde el punto de vista científico. Hoy se sabe que el origen está en el río Híjar, pero Fontibre, en la Hermandad de Campoo de Suso, nos regala una estampa única.

Halconviajes.com Barcelona

Nacimiento del Llobregat. Flickr/ Lidia Esparraguera

Fuentes del Llobregat. Antes de llegar al bonito pueblo de Castellar de n’Hug desde la carretera de la Pobla de Lillet, se encuentran las cascadas de las que parte este río, uno de los más grandes de Cataluña. Siguiendo el cauce, unos metros más abajo encontraremos un agradable merendero y un pintoresco y antiguo molino. No hay que dejar pasar la oportunidad de visitar este pueblo barcelonés de la Sierra de Cadí.

La Sierra de Albarracín ve nacer el Tajo. El río más largo de toda la Península Ibérica nace en la provincia de Teruel y muere en Lisboa. Para llegar hay que tomar una carretera desde Frías de Albarracín y llegar al monumento al Río Tajo. Una vez a pie, se pueden visitar las Casas de Fuente García y el manantial del que nace.

Nacimiento del Río Segura, Jaén. Es sorprendente el color azul del agua y la cueva en el fondo de la poza que se forma en Fuente Segura. Está situado un monte escarpado, junto a la aldea de Pontón Bajo, a más de 1400 metros de altitud.

Halconviajes.com Segura

Nacimiento del Segura. Flickr/ gastromartini

Nacimiento del Río Castril. Seguimos en Andalucía para terminar. Granada alberga el Parque Natural de Sierra de Castril, testigo del nacimiento del río, hasta el que se puede llegar en un itinerario siguiendo el cauce del río hacia arriba, rodeados de chopos y fresnos, entre otras muchas especies.

Los nacimientos de nuestros ríos bien merecen una escapada esta primavera, elige provincia, reserva hotel en Halconviajes.com y no olvides llevarte la cámara de fotos y calzado cómodo para disfrutar de estos parajes.

Artículos relacionados