Miami, puerta de entrada a las Américas

ocean_drive

La conocemos de innumerables películas y series míticas de televisión e incluso en canciones, hecho que ha contribuido a crear una serie interminable de estereotipos sobre una soleada ciudad de palmeras, chicas en bikini, mansiones lujosas y muchos cocodrilos. Por supuesto que todo eso va incluido en unas vacaciones en Miami, pero la ciudad de los Everglades tiene mucho más que ofrecer.

Con un carácter ampliamente multicultural, Miami tiene una de las poblaciones hispano parlantes más grandes fuera de España y América Latina, y la mayor del sur de los Estados Unidos, tanto que desde 1993 el español es idioma oficial en la administración de la ciudad. Como tal, y gracias a su proximidad con el Caribe y Sudamérica, la ciudad podría considerarse como la capital no oficial de Hispanoamérica.

Existe un gran contraste entre los barrios que conforman Miami, desde el lujoso distrito financiero de Brickell en el Downtown, pasando por el Art Decó y las mansiones coloniales españolas de Coral Gables y la vida nocturna y las galerías de arte de Coconut Grove, a los barrios de inmigrantes como la Pequeña Habana, la ciudad tiene de todo para todos los gustos.

Si hablamos de estereotipos, South Beach es uno de los lugares que más ha contribuido a generar una imagen particular de Miami. Una visita a la más famosa y concurrida playa de Miami es imprescindible, ya que es un imán de cuerpos esculturales que van a ver y dejarse ver, al mismo tiempo que es uno de los sitios dedicados al ocio y a la vida nocturna más importantes de la ciudad.

miami

Skyline de Miami

Me refiero a Ocean Drive, una de las zonas más animadas y visitadas de Miami. Famoso tras haber sido sitio de rodaje de películas como “Scarface” O “Corrupción en Miami”, el paseo está lleno de restaurantes, bares y clubs nocturnos. Sin embargo, los amantes de la arquitectura hallarán en South Beach un gran tesoro, ya que también forma parte del distrito Art Decó, un impresionante conjunto de cientos de edificios de este movimiento artístico, muchos de ellos restaurados.

La oferta familiar de Miami es amplia también. En términos de visitas para la familia está el Parque Jungle Island, un zoo  especializado en todo tipo de aves, el Miami Seaquarium (uno de los más famosos del mundo) y el Miami Metrozoo, un peculiar zoo donde los animales viven a su antojo en amplios hábitats.

Por último, un viaje a Miami no está completo sin una visita a alguna de sus playas, que en adición a South Beach están las de de Key Biscayne, una isla paradisíaca a tan sólo 10 kilómetros del centro de Miami. Allí encontrarás las playas de Bill Baggs (a tan sólo 15 minutos del centro), Crandon Park Beach (considerada una de las mejores playas del país) o las playas de Virginia Key, más aconsejadas para surfistas.

 

Artículos relacionados