Parque Natural de Puerto Princesa en Filipinas

Puerto Princesa, una de las 7 maravillas naturales del mundo

Filipinas alberga una de las siete maravillas naturales, nombradas hace pocos días, aún de forma provisional. De entre esas siete, cuatro pertenecen al continente asiático, siendo Filipinas la que posee una de las más bellas. Se trata del impresionante río subterráneo de Puerto Princesa, situado al sur de la isla de Palawan, a una hora del aeropuerto de Manila.

Puerto Princesa

Entrada al río subterráneo de Puerto Princesa, Filipinas. Foto: Portal Oficial de Puerto Princesa

El río, formado gracias a un paisaje kárstico de roca caliza, tiene más de 8 kilómetros navegables, que comienza en una impresionante laguna semicubierta rodeada de miles de especies y árboles orientales milenarios. Antes de desembocar en el mar de la China, el río de Puerto Princesa atraviesa una espectacular cueva repleta de estalactitas y estalagmitas así como salas abovedadas de gran tamaño.

Este río subterráneo es uno de los más grandes del mundo, pero no es lo único que destaca del Parque Natural de Puerto Princesa. Casi 6.000 hectáreas de superficie en la que se diferencian hasta 11 ecosistemas diferentes: mar, río, montaña, selva, lagos, cuevas…  Esto implica una gran cantidad de especies, muchas de ellas endémicas, tanto vegetales como animales.

Entre las primeras se han estudiado hasta 800 especies y en cuanto a la vida animal de este parque natural filipino destacan una gran cantidad de aves, como el faisán –símbolo de Puerto Princesa-, loros y garzas; el murciélago zorro – morador de sus cuevas-, varias especies de lagartos y monos.

La manera de recorrerlo es en barca y guiados por un especialista. Puedes hacer los 8 km de recorrido en una embarcación que comienza en la boca del río, justo en la laguna semicubierta de aguas turquesas.

La primera mención oficial sobre el lugar llegó en 1887 de la mano de Dean Forrester, un profesor de zoología de la Universidad de Michigan. Desde 1971 es Parque Nacional de Filipinas y desde 1999 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Artículos relacionados