Piscinas naturales TOP 7

¿Cuáles son las mejores piscinas naturales de España?

Antaño eran las piscinas habituales de los habitantes de las zonas rurales. Ahora buscadas y reclamadas por los habitantes de las ciudades para experimentar el placer de un baño puramente natural. Las piscinas naturales son pequeñas bañeras o pozas de agua estanca de gran calidad derivado de ríos o de manantiales, incluso en algunas ocasiones derivadas del mar.

En España hay muchas donde disfrutar de un día diferente, en contacto con la naturaleza y disfrutando de su frescor. Para que disfrutes tú también te dejamos una lista algunas de las mejores 7 de España.

1.- Las Presillas (Madrid)

piscinas naturales Las_Presillas_del_río_Lozoya

Madrid sí tiene playa. De piscina natural, ¡eso sí! Así que si vives en Madrid, te recomendamos que pruebes esta alternativa para refrescarte este verano.

Sumérgete en la sierra de Madrid, rodéate de montañas y disfruta de un fresco que no vas a encontrar en la playa. Podrás tumbarte tras tus baños en unas bonitas praderas y dejarte seducir por el aroma de las jaras.

2.- Pou Clar d´Ontiyent (Valencia)

piscinas naturales Pou_clar

Preciosas pozas de aguas limpias que se encuentran delimitadas por bañeras de piedra tallada y pulida. El río Clariano es el responsable de este trabajo de escultura en roca, un trabajo lleno de belleza en el que zambullirse de pleno. Y es nacer el río y prácticamente crear esta maravilla de serie de pozas, cada una con su nombre. El Gelat, una de las pozas, ya indica que, en estas piscinas naturales, no vas a pasar calor.

3.- Garganta de los Infiernos (Cáceres)

piscinas naturales los pilones

Aunque su nombre no sea muy refrescante, no te dejes engañar. Podrás escoger para disfrutar del fresquito entre 13 pilones de piedra que contienen un agua cristalina en la que es imposible no bañarse.

Además de esto, también podrás disfrutar de la belleza de una multitud de saltos de agua y diferentes rutas de senderismo. Combinar unos buenos paseos con algún chapuzón puede ser lo ideal para disfrutar las maravillas que ofrece el Valle del Jerte.

4.- Arenas de San Pedro (Ávila)

piscinas naturales rio arenal

Si este verano te quieres sentir como pez en el agua, no dudes en escoger estas piscinas naturales del Valle del Tiétar. El río Arenal es el responsable de esta piscina natural, y lo comparte con otros invitados además de las personas: las truchas.

Estas serán tus compañeras de baño y le darán el toque rústico y natural que estás buscando. Es una piscina natural muy bien preparada para el veraneante y que dispone de diferentes facilidades.

5.- A Chavasqueira (Ourense)

piscinas naturales

Más que piscinas naturales, si queremos ser más precisos, A Chavasqueira son termas. Tal vez no sea la opción más refrescante para los veraneantes, pero para algún friolero que visite Galicia, esta puede ser una opción sumamente agradable para disfrutar del agua. Orense está ubicada en una antigua zona de actividad volcánica y precisamente por esto ofrece esta fuente de salud para el cuerpo y la mente.

6.- Las Chorreras (Cuenca)

piscinas naturales

Gracias al río Cabriel, el término de Enguídanos está dotado de un parque de atracciones acuático natural tremendamente refrescante. No solo encontrarás pozas de un agua de un color espectacular, también podrás disfrutar de cascadas, cuevas y otros fenómenos acuáticos por doquier.

En una zona de Las Chorreras, el río Cabriel se une al río Guadazaón, provocando de esta manera diferentes corrientes que hacen que el agua de Las Chorreras esté llena de vida.

7.- Los Charcones (Lanzarote)

piscinas naturales charcones

Piscinas naturales con el mar enmarcando el paisaje. Eso sí que es una experiencia acuática completa. Para disfrutar de un lugar tan espectacular como este, (y original dadas sus vecinas ruinas de un antiguo hotel) debes hacer primero un esfuerzo, ya que hay que acceder a ellas a pie y dotados de un calzado apropiado. Verás que merece la pena el paseo.

Artículos relacionados