Qué hacer en Cerdanya

Si quieres estar en contacto directo con la naturaleza, Cerdanya es tu lugar. Podrás respirar aire puro y descubrir parajes de postal, ya que es el destino perfecto para los amantes de las actividades al aire libre. Hay muchos lugares asombrosos para descubrir en esta región, así que hoy te proponemos qué hacer en Cerdanya.

Qué hacer en Cerdanya

¿Qué ver y qué hacer en Cerdanya?

Esquiar

Uno de los planazos que puedes hacer si visitas la comarca de Cerdanya es esquiar. El Pirineo Catalán es un excelente lugar en el que practicar este deporte. Las pistas de esquí más destacadas de la zona son La Molina, Masella, Lles o Gils de la Cerdanya.

Qué hacer en Cerdanya

Disfrutar de grandes rutas naturales  

Una de las rutas imprescindibles de Cerdanya es el tramo del Camí de Sant Jaume, en el que podrás disfrutar de un entorno espectacular. Este recorrido es suave y suele hacerse desde Llívia para acabar en Bellver de Cerdanya.

Otro itinerario de gran belleza natural es el del Valle de la Llosa. Podrás descubrir un valle que aún se conserva salvaje. También podrás observar de cerca los preciosos los lagos de la Muga.

Además de poder disfrutar de estos parajes andando, también puedes hacerlo en bici, ya que Cerdanya ofrece un turismo muy especializado para los ciclistas.

Qué hacer en Cerdanya

Descubrir los mejores recorridos culturales

Esta comarca cuenta con una serie de conjuntos románicos que merece la pena descubrir. Hay un gran número de iglesias que visitar. Las más destacadas son: Olopte, All i Saga, Santa María de Talló, Sant Andreu de Baltarga o Sant Julià de Pedra.

Otra opción para conocer más la historia de esta región es visitar los municipios en los que encontramos un rico patrimonio arqueológico y geológico. Los ejemplos más claros los tenemos en Esterregalls d’Olopte o en Espai Ceretània, ubicado en Bolvir. Se trata de unos de los poblados ibéricos localizados en el Pirineo Catalán.

Qué hacer en Cerdanya

(Foto realizada por Fabià Flores)

Visitar pueblos con encanto

Puigcerdà es una de las joyas de la corona. Es un encantador pueblo en el que es un gustazo pasear por el centro, tomar algo en su animada plaza, disfrutar de sus edificios modernistas, y recorrer su hermoso lago, que parece de cuento.

Llívia es otro de los lugares que merece la pena visitar. Se encuentra ubicado en territorio francés, aunque continúa perteneciendo a España. Hay que callejear sin prisa por su bello casco antiguo que tiene cierto aire medieval. También puedes descubrir su Museo Municipal en la farmacia Esteve, la más antigua de Europa del siglo XV.

Qué hacer en Cerdanya

Estas son algunas de nuestras propuestas sobre qué hacer en Cerdanya. No lo dudes, descubre esta desconocida comarca de Cataluña.  Te sorprenderá.

Artículos relacionados