Seis lugares imprescindibles en Oporto

Oporto, la segunda ciudad más importante de Portugal tras Lisboa, vive bañada de manera permanente por las aguas del río Duero y por las del Océano Atlántico. Esta es una ruta por las principales atracciones turísticas de la ciudad vecina.  Te descubrimos 6 lugares imprescindibles en Oporto.

Es cierto: la primera sensación que a un turista le puede dar cuando desembarca puede ser la de ser una ciudad en decadencia. Sus edificios han cogido un color, con el paso de los años, la falta de restauración y la salitre del mar, que da una sensación de tener muchos más años de los que realmente tienen. Pero, como en todo, la belleza está en el interior.

Imprescindibles en Oporto

1.- Puente de Luis I

imprescindibles en Oporto

Sin duda este viaducto que une Oporto con  Vila Nova de Gaia y que cruza sobre el río Duero es la joya de la corona de la visitas obligadas en la ciudad portuguesa. El puente data del año 1886. Estamos en años en los que, en París, se está construyendo la Torre Eiffel y su arquitecto, Gustave Eiffel, está en boca de todo el mundo.

Es el francés quien presenta un primer proyecto para construir el puente, que es rechazado por no cumplir con la principal premisa que buscaban: que tuviera dos alturas. Finalmente el proyecto se lo dan a la empresa belga Société de Willebroeck, y específicamente uno de sus ingenieros, Téophile Seyrig, que había sido discípulo de Eiffel.

2.- Catedral de Oporto

imprescindibles en Oporto

La Catedral de Oporto es una mezcla de estilos, ya que comenzó a construirse a principios del S.XII y terminó en el S.XIII, por lo que, unido a posteriores remodelaciones, se juntan románico, barroco y gótico. Se encuentra en la zona alta de la ciudad, por lo que las vistas desde allí son espectaculares.

Al lado de la Catedral, en la misma plaza, también puedes llegar a ver la Casa do Cabildo, con unas interesantes obras de arte en su interior; un “pelurinho”, que es una especie de viga de piedra donde, antiguamente, se colgaba a los criminales; y el Palacio Episcopal, del S.XIII pero remodelado en el S.XVIII.

3.- Estación de San Bento

imprescindibles en Oporto

Visita obligada de Oporto es su estación de trenes, la Estación de San Bento. Construida en el S.IX este edificio histórico destaca por su fachada principal pero, una vez dentro, la sorpresa es mayor, porque dispone de una colección de más de 20.000 azulejos en los que se retrata la historia de Portugal y que se encuentra en el hall principal.

4.- Librería Lello e Irmao

imprescindibles en Oporto

Si eres fan de Harry Potter ya sabrás de la librería de la que estamos hablando. Si no, has de saber que está librería está considerada como la más bella de Europa, ahí es nada. Está ubicada en un edificio neogótico de comienzos del S.XX y para entrar, eso sí, tendrás que pagar una entrada de 3€. Pero no te preocupes, porque si te compras un libro en su interior te lo descuentan del precio final.

5.- Iglesia y Torre de los Clérigos

imprescindibles en Oporto

Dicen que los antiguos navegantes del río Duero tomaban la Torre de los Clérigos como referencia para saber por dónde iban, y no es para menos. Con 76 metros es, probablemente, la torre eclesiástica más alta de todo Portugal y, por suerte para el viajero, se puede subir hasta arriba para disfrutar de las vistas de toda la ciudad, eso sí, previo ascenso de 225 escalones. Por su parte, la Iglesia data del S.XVIII y, de estilo barroca, fue construida por el italiano Nicolau Nasoni.

6.- Mercado do Bolhao

imprescindibles en Oporto

Si quieres conocer la esencia de la ciudad, donde compran sus gentes, tienes que visitar el Mercado do Bolhao, otro de los imprescindibles en Oporto donde encontrarás fruta, pescado, carne y flores, muchas flores. El mercado está cerca de la Avenida de los Aliados, una de las zonas con más afluencia de gente de Oporto.

A pesar de lo mal conservado que está (puedes ver cómo algunos trozos, literalmente, se caen), es una visita obligada si quieres sumergirte de verdad en Oporto y salir del clásico circuito de turismo de la ciudad. Además, igual encuentras algo para cena ¡No te olvides del vino de Oporto!

Artículos relacionados