Tienes 3 días para recorrer Ámsterdam

Canales, bicis y modernidad en la capital de Holanda

¿Qué mejor manera de romper con la rutina que hacer una escapada a Europa con los amigos? Luis encontró una gran oferta: 3 días en Ámsterdam, con vuelo y hotel , desde 214 euros.  Así que prepararon las maletas y rumbo a tierras holandesas.  Si queréis hacer lo mismo, os recomendamos qué hacer en Ámsterdam en 3 días.
 Viajar a Ámsterdam
 

Lo primero de todo cuando se hace una escapada de fin de semana es trazar unos itinerarios para que nos de la sensación de haber aprovechado el tiempo al máximo.

Nuestro primer itinerario se basa en ver los lugares “imprescindibles”, porque al final , hacer turismo es una cuestión personal, a unos les gusta ir a ver museos, otros son más de patear la ciudad, las tiendas, los restaurantes…¡lo importante es hacer lo que uno quiere!.

Lo ideal para estos viajes de fin de semana es que el alojamiento esté lo más céntrico posible. Encontrarás una gran oferta de hoteles en el centro de Ámsterdam por la zona de la Plaza Dam. Es el corazón de la ciudad, la plaza era mucho más pequeña en su origen de como está actualmente, y es se ha convertido en el punto perfecto para comenzar nuestro recorrido. El monumento que destaca es el Palacio Real, al norte de este se halla la Basílica de Nieuwe Kerk, y al este el Nationaal Monument.

Para conocer la ciudad bien, te recomendamos que pasees por ella, es como realmente se disfruta de Ámsterdam.  Allí la inmensa mayoría se mueve en bici, por ello, es ideal que alquiles una y hagas un recorrido por sus canales, admirando los colores de sus casas, su arquitectura, la vida que se respira allí. Hay algunas empresas que organizan tours por los canales y donde te van explicando su historia. Recorre todo el cinturón de canales que va desde Leidsegracht a Vijzelgracht, donde los edificios tienen una cierta influencia francesa.

Viajar a Ámsterdam

Bloenenmark. Flickr/ darkserman

Otro de los planes que se puede hacer al aire libre es la visita a sus mercadillos. El que no os podéis perder es el de las flores: Bloemenmarkt . Impresiona al entrar el maravilloso olor a plantas y flores que te envuelve, además de los colores, y de la gran variedad que hay.

Otro mercado donde encontrarás productos típicos de Holanda es el de Albert Kuypmarkt,  en el barrio De Pijp. Es además el más grande de la ciudad y permanente, así que encontrarás todo tipo de objetos para poder llevarte de recuerdo.

El barrio rojo es otro de los clásicos de Ámsterdam: desde el s.XIV se conoce por ser el lugar de perdición de muchos, y donde se ubicaban las casas de mala reputación y las tabernas infernales. Lo curioso es que el tono de los locales (que da nombre a la zona) se utilizaba porque resaltaba los rasgos femeninos, haciendo que los dientes brillen más, le de un aire de calidez y destacan su belleza. Además, según cuentan , las mujeres iban con linternas rojas al puerto a esperar a sus marineros, en la actualidad hay unos 380 escaparates con esa luz. Eso sí, os aconsejamos que no las fotografiéis.

Si os tira más el plan de museos porque no acompaña el tiempo estáis de enhorabuena porque es una ciudad con una gran diversidad de museos: el Museo de la casa flotante, el Pianola, el del teatro el del sexo, el de Historia…

Museos de Ámsterdam

Rijksmuseum. Flickr/ Ted Drake

Al tener poco tiempo, os recomendamos el Museo de Van Goghm, donde están expuestas varias de sus obras. El gran Rijksmusseum donde se debe llevar comprada la entrada con antelación para no aguantar largas colas.

Un lugar que os dejará huella es la Casa de Anna Frank, una visita donde se tarda poco tiempo en realizarla y que sin duda, da mucho que pensar. Y es que se trata de la casa donde se escribió una de los diarios más conmovedores de la historia.

No podemos olvidar en esta visita, lo demandado que son los coffee shops en Holanda. En el centro de Ámsterdam encontrarás una gran variedad de ellos, depende los gustos.

Para los forofos del deporte rey, pueden visitar el estadio de Amsterdam arena, que fue el primer estadio de Europa que instaló el techo retráctil.

Para salir por la noche, os recomendamos la plaza de Leidseplein por ser una de las que tiene mayor ambiente nocturno.

No lo pienses más, haz lo mismo que Luis y viaja a Ámsterdam estas Navidades

Artículos relacionados