Viaje a la Alcarria en el Centenario del nacimiento de Cela

En este 2016 en el que se conmemora el IV centenario de la muerte de Cervantes y de Shakespeare, otro centenario, esta vez de un nacimiento, está pasando prácticamente desapercibido: el 11 de mayo hará 100 años del nacimiento del prolífico escritor y premio Nobel español Camilo José Cela, y reproducimos su Viaje a la Alcarria para conmemorarlo.

Nacido en la ciudad coruñesa de Padrón en 1916, el escritor gallego pasó gran parte de su vida en Palma de Mallorca, desde donde escribió una buena cantidad de los libros que le harían ganar el Premio Nobel de Literatura en 1989 y el Cervantes en 1995.

Su estilo, tremendista, le hizo escribir sobre historias de antes de la Guerra Civil (La familia de Pascual Duarte), sobre hábitos sexuales de los españoles (La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona) y también sobre viajes, como Del Miño al Bidasoa (1953), Judíos, moros y cristianos (1956), Primer viaje andaluz (1959) o Viaje a la Alcarria (1948).

Es de esta última obra de la que, precisamente con motivo del primer centenario del nacimiento de Cela, vamos a hacer una ruta en este artículo, por si este verano te apetece descubrir una zona que no ha variado demasiado a lo largo de la historia: la Alcarria.

Viaje por Alcarria

1.- Brihuega

brihuega

“Brihuega tiene un color gris azulado, como de humo de cigarro puro. Parece una ciudad antigua, con mucha piedra, con casas bien construidas y árboles corpulentos. La decoración ha cambiado de repente, parece como si se hubiera descorrido un telón”, escribía Cela en su Viaje a la Alcarria.

Este pueblo de la alta Alcarria es también conocido como “El Jardín de la Alcarria” y tiene numerosos monumentos dignos de ver, como el Castillo de la Piedra Bermeja, el Arco de Cozagón, las Murallas Árabes o la Real Cárcel de Carlos III que, realmente, fue usada como escuela y academia de música.

2.- Cifuentes

cifuentes

La capital de la Alcarria. Este pueblo toma su nombre del río homónimo, afluente del Tajo, y que tiene una gran presencia en la localidad. Visita indispensable a la Iglesia de San Salvador, del S.XIII, que aúna varios estilos como el románico, el gótico, renacentista y barroco. Justo al lado podrás ver el Centro Cultural de la Villa, otrora el Convento de Santo Domingo.

3.- Trillo

trillo

El río Cifuentes deja en Trillo una bonita cascada justo antes de desembocar en el Tajo, que confluye en el pueblo aun sin haber sido contaminado por los vertidos de las grandes ciudades o de las industrias. Eso sí, en Trillo se erige una de las dos centrales nucleares que hay en la zona.

Decía Cela sobre Trillo que “al llegar a Trillo el paisaje es aún más más feraz. La vegetación crece al apoyo del agua, y los árboles suben, airosos…”, y no es para menos. La naturaleza es una parte fundamental de Trillo, además de visitar el Monasterio, la Casa de los Molinos, el Real Balneario o ver en la lejanía las Tetas de Viana

4.- Torija

torijo

“Desde esta entrada tiene un gran aspecto, con su castillo y la torre cuadrada de la iglesia (…) Desde la pared de una casa, un letrero advierte: A Algora, 39 kilómetros. A Zaragoza, 248 (…) En Torija, el viajero se tira del carro delante del parador, a la salida del pueblo”. Así hablaba Cela en su libro La Alcarria de este pueblo manchego denominado como “La Puerta de La Alcarria”.

En él destacan varios de sus monumentos, como el castillo, construido en el S.XV y que se conserva en perfecto estado, la plaza de la Villa, con soportales planos que le confieren ese característico estilo castellano, los antiguos restos de la muralla que defendía la villa y, como no, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del S.XVI.

5.- Pastrana

Alcarria pastrana

Es el otro gran pueblo de la zona de La Alcarria, y conocido a nivel mundial en la historia por ser donde la princesa de Éboli estuvo encerrada y pasó sus últimos años de vida.

Son visitas obligas en Pastrana el Palacio Ducal, la Plaza de los Cuatro Caños y Plaza de la Hora, además del convento de San Francisco y el del Carmen, y la casa de Leandro Fernández de Moratín.

6.- Zorita de los Canes

Alcarria zorita de los canes

Este pequeño municipio convivió, durante 38 años, con la que ha sido la primera central nuclear construida en España. Desde 2006, que cesó su actividad de manera definitiva, está en proceso de desmantelamiento, cuyos trabajos acabarán en 2018.

En Zorita de los Canes destaca su castillo, de los siglos XII y XIII, que conserva la torre, una puerta de hierro de doble arco, una capilla románica restaurada y la sala del Moro. Además, desde el castillo se divisa una magnífica panorámica del Tajo.

30 años más tarde, Camilo José Cela volvió a hacer el mismo recorrido, pero esta vez no lo hizo a pie. El escritor iba de un pueblo a otro en Rolls Royce y donde antes había gente anónima ahora había alcaldes, participaciones en jurados de literatura, fotografías y placas conmemorativas del paso del primer Cela, el anónimo.

Artículos relacionados