Viaje por la costa oeste de EEUU: Cuaderno de Ruta

La costa oeste de Estados Unidos es uno de esos viajes que hay que hacer al menos una vez en la vida. La variedad paisajística que ofrece es digna de que pasemos por allí y nos quedemos al menos 10 días para verlo todo bien. Esta es una pequeña guía de lo que no puede faltar en tu cuaderno de ruta.

Viaje por la costa oeste de EEUU

1.- Las Vegas

las vegas

La ciudad del pecado y la más grande del estado de Nevada. Desde el avión puedes apreciar cómo crece en mitad del desierto, con una ingente cantidad de rascacielos que son hoteles que, a su vez, son casinos. Si viajas a Las Vegas es como si viajaras a Venecia, a París, a Nueva York… puesto que muchos de estos hoteles están ambientados en las ciudades más importantes del mundo.

Cada cual tiene su particularidad, pero todos tienen algo en común: los casinos. La planta baja de todos ellos es una gran sala de juegos donde todo puede pasar: desde arruinarte hasta hacerte millonario (bueno, esto es menos probable). Eso sí, vete preparado: Las Vegas es una ciudad cara. Un botellín de agua cuesta, de media, 8 dólares.

Pincha aquí para descubrir las curiosidades y atracciones más extravagantes de Las Vegas.

2.- Cañón del Colorado

Cañón Colorado costa oeste

Desde Las Vegas puedes contratar una excursión al espectacular Cañón del Colorado. Las hay de distintos modos y medios de transporte: en autobús, en avioneta, en helicóptero… dependiendo de lo que te quieras gastar. Vayas como vayas, es un lugar que merece la pena.

La recomendación que te damos es que vayas a primera hora, porque después aprieta, y bastante, el calor. Una vez allí disfruta de la magnitud de la obra del río Colorado y de los increíbles tonos de las rocas que han sido erosionadas durante millones de años.

3.- San Diego

san diego costa oeste

Continuando el viaje por la costa oeste de EEUU, también desde Las Vegas puedes coger un vuelo directo a San Diego, la ciudad militar por excelencia. En San Diego puedes ver el famoso Hotel del Coronado, el primer hotel que, en 1888, comenzó a utilizar la electricidad en sus instalaciones.

Otro lugar que merece la pena visitar en San Diego es el Old Town, donde se asentaron los primeros españoles que llegaron a California y que comenzaron con la colonización del Estado. También, ya en el puerto, puedes visitar el famoso portaaviones USS Midway, ya fuera de uso, y que ahora es un museo de la marina estadounidense.

4.- Los Ángeles

Los Ángeles

La ciudad de Hollywood y el Paseo de la Fama merece un post aparte, pero en esta breve introducción a la costa oeste no te puedes perder el lugar donde viven los famosos, conocido como Beverlly Hills. Verás mansiones que te dejarán boquiabierto. Actualmente, hay tours guiados que te llevan a la zona y te van indicando de quién es cada casa.

Tampoco dejes de pasar por Santa Mónica. Ya no verás a David Hasselhoff o Pamela Anderson por la playa, pero pasear por esa fina arena blanca siempre da un punto extra. En el muelle, móntate en la noria que está ahí de forma permanente, te dará una idea de lo grande que es Los Ángeles. Además, es ese punto donde acaba la famosa ruta 66 que atraviesa Estados Unidos de Este a Oeste.

5.- Yosemite

Yosemite costa oeste

Después de tanta urbe, un poquito de verde. En este caso, ya viajando hacia San Francisco en coche te puedes encontrar con el famoso Parque Nacional de Yosemite. En él podrás ver impresionantes secuoyas a las que no te alcanzará la vista para ver su final, así como espectaculares valles. No te pierdas la formación rocosa más famosa del lugar: El Capitán. Si ves al oso Yogui por las inmediaciones no te asustes, recuerda que es su ecosistema.

No obstante, si quieres ver al árbol más grande del mundo, este se encuentra un poco más abajo, en Sequoia National Park. Tiene 84 metros de alto y 11 de diámetro, así que te puedes hacer una idea de la magnitud. Adéntrate en el mundo de las secuoyas y aprende en el centro de interpretación por qué, por ejemplo, necesitan al fuego para sobrevivir.

6.- San Francisco

golden gate costa oeste

La última parada de este viaje por la costa oeste de Estados Unidos es San Francisco que, al igual que Los Ángeles, merece una mención aparte. Todo en San Francisco es bonito: el tranvía que atraviesa la ciudad, el puerto desde donde salen los barcos hasta Alcatraz, el Golden Gate, el parque del Golden Gate, China Town…

Por supuesto, si vas en coche a San Francisco dos recomendaciones: 1) ten cuidado con el tranvía y los trolebuses, son dos “elementos” a los que no estamos acostumbrados y nos pueden dar algún susto y 2) atrévete con las cuestas de la ciudad y, sobre todo, con la serpenteante Lombard Street. Verás que no es para tanto. ¡Disfruta!

Artículos relacionados