Visitar Croacia en barco

Hoy te vamos a proponer visitar Croacia en barco. Croacia es un destino turístico excepcional que cuenta con más de 1.700 kilómetros de costa bañados por el mar Adriático. Las regiones de Istria y de Dalmacia albergan multitud de joyas históricas medievales como las ciudades de Split, Dubrovnik y Trogir. Zarpa desde sus puertos y navega hasta las numerosas islas croatas que cuentan con una rica biosfera natural protegida, así como una vida nocturna muy animada. Sin duda, la mejor manera de llegar a todos los rincones de sus múltiples islas es alquilando tu propio barco para las vacaciones. ¿Nunca se te había ocurrido? De esta manera, se pueden combinar unas vacaciones culturales con el mejor descanso en playas de agua cristalina.

visitar Croacia

 

Lugares para visitar Croacia en barco

Visitar en sólo siete días todas las joyas de Croacia es posible, ¡en barco! Te proponemos una ruta circular para comenzar en la ciudad de Split, pasar por Dubrovnik y no perderte nada de camino.

El viaje comienza en la histórica ciudad de Split, el centro fue declarado Patrimonio de la Humanidad y tiene reminiscencias romanas y venecianas. Un plan perfecto es perderse por sus calles en forma de laberinto y descubrir la plaza Republike de estilo renacentista o la iglesia románica de San Lorenzo. El puerto de Split es uno de los más importantes del país y es ideal para comenzar un viaje en barco.

La siguiente parada son las islas de Lastovo y Mljet que cuentan con una naturaleza casi virgen y playas poco concurridas para descansar al sol. En Lastovo se encuentra la bahía de Zaklopatica, una de las más hermosas de la isla, perfecta para fondear con barco y practicar snorkel. La isla de Mljet es un parque natural protegido en su totalidad, es de parada obligatoria la localidad costera de Okuklje, una bahía aislada del viento que cuenta con numerosos restaurantes con especialidades de pescado y marisco a los que se puede llegar fondeando el barco, es decir echando el ancla, directamente en la bahía.

A continuación recomendamos la parada en Dubrovnik, la llamada “Perla del Adriático” por su gran riqueza histórica y artística. La gran muralla que rodea la ciudad cuenta con 16 torres con unas vistas increíbles de la ciudad. Caminar por el barrio antiguo de Stari Grad para descubrir los numerosos palacios, iglesias y museos es la mejor manera de conocer Dubrovnik. Tómate dos días para visitar esta preciosa ciudad y encamínate en el quinto día de tu viaje hacia la isla de Korcula. La isla es conocida por su preciosa villa medieval y las más de 200 calas y cuevas que se pueden descubrir en barco en la parte sur de la isla. Bucear en Korkula por sus numerosas cuevas es un plan único.

El siguiente amarre recomendado es el puerto de la isla de Hvar, conocida por tener las mejores playas de Croacia y la fiesta nocturna más animada. Las playas de arena blanca de la isla se encuentran rodeadas de pinares y bosques, no es casualidad que Hvar se haya convertido en una segunda Costa Azul del Mediterráneo donde muchos pasean sus yates. La isla cuenta con numerosas playas naturistas, como la de Zecevo y chiringuitos de playa donde comer o tomarse unas copas. Las mejores vistas de la isla se disfrutan desde el Fuerte de Napoleón, el punto más alto de la isla.

¿Aún no has visto suficiente? Todavía te queda un día para disfrutar del sol y las aguas turquesas a bordo de tu velero, catamarán o motora en el viaje de vuelta a Split. Anímate a visitar Croacia en barco.

¿Por qué navegar en barco para visitar Croacia?

La ventaja de visitar Croacia en barco es la libertad de poder trazar tu propia ruta sin depender de ferris ni horarios para visitar las diferentes islas y ciudades costeras. Tampoco es necesario preocuparse de cambiar de hotel, en un yate alquilado tienes disponible todo lo necesario  como  si de un auténtico apartamento flotante se tratara. Si no sabes navegar, ¡el patrón de barco te llevará a todos los sitios mientras tomas el sol en la cubierta!

Artículos relacionados