Yucatán, legado y naturaleza

La Península del Yucatán es un lugar de esos a los que hay que ir al menos una vez en la vida

Muy al contrario de lo que se pueda pensar, esta maravillosa tierra no sólo destaca por sus idílicas playas en contacto con la naturaleza salvaje. Su legado histórico y sus formaciones geológicas hacen que Yucatán sea tu particular aventura en vacaciones.

Al Este de México, Yucatán es conocida como la tierra del Mayab. De una formación geológica original, el subsuelo de la península se caracteriza por una red de grutas submarinas llamadas cenotes, formadas tras el impacto de un meteorito hace 65 millones de años. Hoy son unos de los atractivos turísticos naturales más originales y dignos de ver.

Yucatan Halconviajes.com

Flickr/archer10 (Dennis)

La impresionante cantidad de especies de flora y fauna que habitan en esta región de México incentivan aún más el interés por el entorno de Yucatán. Las aves son sus principales protagonistas, y las mejores áreas para verlas son las de El Cuyo, una reserva natural de gran riqueza o Puerto, hogar del flamenco rosa, entre otras muchas especies.

Las playas de Yucatán se caracterizan por un entorno natural que cuenta con numerosas especies. De arena fina y blanca, sus aguas son todo lo turquesas y cristalinas que puedas imaginar. Más de 370 km de costa en la que destacan especialmente el Corredor del Puerto Progreso y Telchac.

A todos estos atractivos hay que sumar el importante legado cultural y arqueológico que posee Yucatán. En esta tierra de mayas podrás contemplar impresionantes construcciones que dejaron otras épocas como el templo de Chichén Itzá o Uxmal, la ciudad de los reyes.

Artículos relacionados