Volcanes de Guatemala

Las increíbles formaciones geológicas del país de los mayas

 Guatemala es un país con una naturaleza impresionante. Algunos de sus paisajes más bellos son consecuencia de actividades volcánicas que se han sucedido durante siglos en algunas de sus 288 estructuras de origen volcánico. En Vitaminas Halcón empezamos el año destacando los accidentes geográficos y las más hermosas instantáneas  del país maya.

Guatemala Halconviajes.com

Lago Atitlán en Guatemala. Foto: Fotopedia/ Grigologue

De entre los 33 volcanes que posee Guatemala, algunos de los más visitados son los que rodean a la ciudad de Antigua. Agua, Fuego y Acatenango emergen a su alrededor vigilantes llegando a casi los 4000 metros sobre el nivel del mar. Un paisaje perfecto para los amantes del montañismo y de las buenas vistas. Los más perezosos también pueden disfrutar de estos volcanes desde una perspectiva distinta: las coloridas calles de Antigua tienen de fondo la impresionante imagen de estos volcanes.

Otro lugar de esos que cortan la respiración y se gravan en la mente es el Lago Atitlán. Conocido como uno de los lagos más bellos del mundo, y está rodeado de los volcanes de Tolimán, Atilán y San Pedro, y de 12 pueblos que toman el nombre de los 12 apóstoles a los que se puede llegar en barco por el mismo lago. Se puede llegar a Atitlán en un par de horas desde la capital de Guatemala y el lugar donde más variedad e infraestructura hay para hospedarse es Panajachel.

El Pacaya es uno de los volcanes más activos actualmente y te permite, eso sí con cuidado, caminar entre auténticos ríos de lava. Los más aventureros, los amantes de la geología y simplemente los que tengan un espíritu curioso recordarán ésta como una gran experiencia. El recorrido puede comenzar en el pueblo de San Vicente de Pacaya, desde donde llegar al pie del volcán e iniciar la ascensión. Maravillosas vistas, diversidad de flora y curiosas formaciones geológicas hacen pararse al visitante en el camino y contemplar con admiración cómo la tierra emana fuego y ruge.

En Quetzaltenango se encuentran los volcanes de Santa María y Santiaguito. Éste último es diferente a todos los demás. Mientras que el resto son de tipo estratovolcán, el de Santiguito está formado por lava dacítica y está adherido al pie del Santa María. Dicho de otro modo, Santiaguito es una formación derivada de una explosión del Santa María y uno de los más dignos de ver en Guatemala.

Artículos relacionados