Yucatán: la tierra mágica

 Disfruta de uno de los mayores tesoros de México

yucatan

La Tierra del Mayab es legendaria. Posee lugares arqueológicos, ciudades con una gran herencia  historia, playas, grutas escondidas, sonidos musicales que te muestran su cultura viva y una gastronomía de sabores exóticos. Yucatán es una fusión entre el pasado y el presente,  una mezcla constante de colores, aromas, sonidos, texturas que dan fe de todos los rincones que tienes por descubrir. Un destino único que no te puedes perder en tu viaje a México.

Mérida es su capital. Rodeada de casas señoriales se convierte en el centro neurálgico de turismo cultural.yucatán

Los yucatecos han sabido conservar ese halo de misterio en sus tradiciones, han integrado sus creencias y costumbres creando una cultura mágica, una mezcla entre lo real y lo esotérico. Cabe resaltar la hospitalidad de sus gentes, su calidez humana hace sentir al visitante como si estuviera en casa.

Si hablamos de su riqueza natural hay que admirar sus playas, con más de 370 km de extensión,  convirtiéndose en el principal atractivo turístico. Pero además, puede presumir de tener una flora exuberante y unos paisajes que dejan boquiabiertos. Como consecuencia del impacto de un meteorito hace 65 millones de años se creó una gran red de cavernas submarinas que hoy conocemos como cenotes.

Los cenotes  forman una parte del ecoturismo en Yucatán. Son cuevas enterradas bajo el agua en las que se puede practicar buceo mientras se contemplan interesantes formaciones geológicas, siempre con instructores experimentados. Cuzamá es una de las principales áreas para visitar cenotes.

La gastronomía en Yucatán:
La cocina yucateca es el resultado de un auténtico mestizaje entre la influencia europea y criolla. Entre sus platos típicos destacan:

– Los panuchos: tortillas rellenas de frijol negro seco, con lechuga picada por encima, tomate, pollo y chiles jalapeños curtidos.
– Pollo Pibil: En piezas y adobado. Se acompaña con cebolla preparada en escabeche.
– Cochinita Pibil: La preparación de este plato ya es curiosa: el cerdo adobado se mete en una lata especial envuelto en hojas de plátano y se entierra por dos horas. Se acompaña con tacos aderezados con cebolla picada y remojada en jugo de naranja amarga y chile.

Y para beber…
– Keyem: pozole.
– Chokó sakam: bebida hecha con masa de maíz hervida.
– Balché: bebida espirituosa que se hace con la corteza de un árbol del mismo nombre.

Yucatán se ve, se siente, se respira.

 

Artículos relacionados